Omega Seamaster

Relojes Omega

Omega es sinónimo de originalidad y excelencia en el planeta de la relojería. Los relojes Omega fueron parte fundamental de instantes cumbres de nuestra historia, como la llegada del hombre a la Luna, y los han lucido tanto presidentes y reyes, astronautas y espías, como estrellas de la pantalla.

Omega Constellation

Constellation es un símbolo de lujo desde 1952. Relojes de forma sencilla reconocibles por su diseño icónico y por la estrella que adorna cada esfera de los Omega Constellation.

Constellation y De Ville: la elegancia tradicional

Con el lanzamiento en mil novecientos cincuenta y dos de la compilación Constellation, Omega prestó menos atención a la técnica, como lo hizo en la serie Speedmaster y Seamaster, y se centró en presentar una gama de relojes de estética muy elegante y tradicional acompañada de 3 agujas en la esfera. Sin embrago, durante una década, efectuó ciertos cambios a la compilación original, y en los años ochenta decidió acoplar un bisel fijo y también incluir números romanos en las esferas de ciertos modelos de dicha compilación. Además de esto, integró en el bisel leves relieves icónicos a las 3 y las 9 horas, conocidos como «griffes» o bien «garras». La renovación del diseño asimismo vino acompaña de novedades dentro de estos relojes. Un mecanismo de cuarzo de la más alta calidad se comenzó alojar en las piezas. Desde el año mil novecientos sesenta y siete, la compilación incorporó una serie de relojes dirigida solamente al público femenino con suntuosos diseños en oro y piedras hermosas.

El coste de estas joyas de relojería fluctúa entre los veinticinco y los treinta y ocho euros. Los modelos sobrios fabricados en acero inoxidable rondan los mil ochocientos euros y pueden llegar a lograr los cuatro mil euros. Los modelos vintage de los años sesenta se pueden localizar en el mercado de ocasión por menos de mil euros.

Sin embargo, Omega ofrece una línea todavía más tradicional que la Constellation: De Ville satisface las esperanzas de aquellos que se dejan apresar por relojes del estilo de las casas Blancpain o bien Breguet. Es por este motivo que en tal compilación es posible localizar relojes con elementos como números romanos, mecanismo tourbillon, como cajas fabricadas en oro blanco, amarillo o bien rosa que proporcionan ese estilo muy elegante y tradicional. Además de esto, esta serie, que nació en los años sesenta, se identifica por engarzar diamantes de forma deliciosa en el bisel.

En un caso así, asimismo es posible localizar relojes vintage por menos de mil euros. En dependencia del material, el costo de los modelos actuales varia entre los seis mil ochocientos y los veintiuno y quinientos euros. Un De Ville Tourbillon de platino, con un movimiento esqueleto, alcanza sencillamente los doscientos dieciocho mil euros.

Omega Speedmaster

La recopilación de relojes Omega Speedmaster se destaca por su diseño inspirado en el planeta de la competición automovilística. Exactitud, legibilidad y robustez son las señas de identidad de los relojes Omega Speedmaster, y por medio de ellas, el Speedmaster fue el reloj elegido por la NASA en 1969 para acompañar a los astronautas en la llegada del hombre a la Luna.

El coste del Speedmaster Professional

Sin duda, uno de los relojes más reputados de Omega es el Speedmaster Professional Moonwatch . Presentado por vez primera en mil novecientos cincuenta y siete, este cronógrafo claramente está a la altura de su nombre. Desde mediados de los años sesenta es parte del equipamiento de los astronautas de la NASA y, merced a su alta calidad, acompañó las misiones del Apolo once y se transformó en el primer reloj de la historia en viajar a la Luna. Desde ese momento, Omega ha lanzado numerosas versiones del Moonwatch. El Speedmaster Professional es el modelo que más se semeja al original. La versión con un calibre manual, plexiglás y un fondo de acero cuesta cerca de tres mil cien euros. Si prefiere la versión con un cristal de zafiro al anverso y al dorso de la caja, cuente con una inversión de prácticamente tres mil setecientos euros. El costo de los modelos vintage de los años sesenta fluctúa entre los seis mil quinientos y los nueve mil doscientos euros.

Los modelos más populares del campo del coleccionismo, como el Speedy Tuesday, la versión de acero del Apollo diecisiete 45th Anniversary, el Dark Side of the Moon o bien el Co-Axial Master Chronometer Moonphase, se hallan en un rango de costes afín. Los modelos más codiciados como el Snoopy o bien los Moonwatches con una caja de oro son sensiblemente más costosos y sus costos se hallan en la categoría de los once.000 y diecisiete.900 euros.

Aparte de las distintas versiones del Moonwatch, esta compilación presenta una extensa selección de interesantes ediciones del Speedmaster. Por servirnos de un ejemplo, Omega rinde homenaje al Speedmaster original de mil novecientos cincuenta y siete con el Speedmaster ’57. El modelo Racing y Mark II asimismo se inspiran en sus precursores de los años cincuenta y sesenta. El costo de estos relojes fluctúa entre los tres mil novecientos y los cinco mil quinientos euros.

Dirigido al público femenino, el Speedmaster treinta y ocho ofrece una caja de oro de treinta y ocho mm de diámetro engarzada de diamantes a un costo que ronda los seis mil cien euros. Si prefiere un reloj más moderno, le aconsejamos el Skywalker X-treinta y tres y el Spacemaster Z-treinta y tres. Estos relojes de cuarzo multifunción ofrecen un indicador analógico y digital, aparte de incontables funciones como una segunda franja horaria, cronógrafo, un calendario perpetuo y una alarma. Estos modelos se halla en la categoría de coste entre los tres mil seiscientos y los cuatro mil cien euros.

Omega Seamaster

Omega mantiene un ajustado vínculo con el mar que se expresa por medio de la recopilación de inspiración náutica Omega Seamaster. Descubra los relojes que se asocian en sus metas al agente misterio James Bond 007!

¿Qué coste tiene el tradicional reloj de buceo Seamaster?

La compilación Seamaster asimismo forma una de las piedras angulares de la marca. La alta resistencia al agua caracteriza cada uno de ellos de los diferentes modelos de esta extensa compilación. Uno de los modelos más reputados de la serie, el Seamaster trescientos, ofrece un grado de hermeticidad de trescientos m. El coste de un modelo actual de acero inoxidable empieza en los tres mil novecientos euros, al tiempo que las versiones de oro Sedna, una aleación de oro rojo propia de la casa, alcanza los veinte euros. Los modelos vintage de los años sesenta, en buen estado de conservación, rondan los siete mil seiscientos euros.

Diseñados para buceadores profesionales, el Diver 300M, el Planet Ocean 600M y el Ploprof 1200M son relojes capaces de zambullirse a profundidades de trescientos, seiscientos o bien mil doscientos m. Además de esto, incluyen elementos imprescindibles para los profesionales como una válvula de escape de helio o bien un pulsador de seguridad para el bisel.

En dependencia del material, un Ploprof 1200M cuesta entre seis mil y once y doscientos euros. El Planet Ocean seiscientos ofrece cajas de treinta y siete con cinco a cuarenta y cinco con cinco mm. Además de esto, están libres en acero inoxidable o bien oro. Los costos de la versión de 3 agujas fabricada en acero ronda los cuatro mil doscientos euros, al paso que los relojes de oro empiezan en el rango de los trece y novecientos euros y pueden llegar a lograr los dieciseis y quinientos euros. La versión de cronógrafo en acero inoxidable cuesta cerca de cinco mil cuatrocientos euros y los modelos de oro ascienden a los diecinueve y quinientos euros.

El Diver 300M , en la versión de 3 agujas y cronógrafo, asimismo está libre en tamaños dirigidos a hombres y mujeres. El modelo de acero ofrece cajas de veintiocho a cuarenta y cuatro mm y su costo fluctúa entre los mil cuatrocientos y los tres mil seiscientos euros. Los modelos limitados como el Diver trescientos ETNZ de titanio, dedicado a los regatistas del equipo Emirates New Zealand, cuesta cerca de los cuatro mil seiscientos euros.

Mostrando 1–12 de 103 resultados

Ir arriba